Pasar al contenido principal

Propiedades Dieteticas del Aceite

El aceite de oliva cuenta con las siguientes propiedades dietéticas:

  • Contribuye a la regulación de la glucosa en la sangre.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Regulariza el funcionamiento del aparato circulatorio.
  • Mejora la absorción intestinal de los nutrientes.
  • Estimula el crecimiento óseo.
  • Es vehículo para la absorción de las vitaminas liposolubles (A, D, E y K).
  • Hace disminuir los niveles del LDL-colesterol, colesterol de baja densidad, o colesterol malo.
  • Aumenta los niveles de HDL-colesterol, colesterol de alta densidad, o colesterol bueno.

Todo esto produce los siguientes efectos beneficiosos:
 

  • Sistema óseo: estimula el crecimiento y favorece la absorción de calcio y la mineralización.
  • Aparato digestivo: mejora el funcionamiento del estómago y páncreas, el nivel hepatobiliar y el nivel intestinal.
  • Aparato circulatorio: ayuda a prevenir la arteriosclerosis y sus riesgos.
  • Piel: ejerce un efecto protector y tónico.
  • Sistema endocrino: mejora las funciones metabólicas.

Contiene gran cantidad en vitaminas, E, A, D, K, siendo el eslabón principal en nuestra “Dieta Mediterránea”. Además, el aceite es un complemento ideal para su dieta. Es un producto natural (zumo de aceituna) y componente de indispensable de la dieta Mediterránea.

Esta dieta, basada en un alto consumo de frutas, verduras, legumbres, pastas y frutos secos, con el aceite de oliva virgen como fuente de grasa es la más sana y equilibrada para el organismo.